jueves, 3 de julio de 2014

Listado de sensibilidades típicas

La alta sensibilidad se manifiesta en diferentes áreas y aspectos de la vida y no todos/as somos sensibles a las mismas cosas.
A continuación compartimos un listado de las sensibilidades más habituales.

En relación al cuerpo y a los sentidos se puede ser altamente sensibles a:
Los ruidos, los olores, la textura de la ropa
Los dolores físicos
La sed y el hambre
El cansancio y la falta de sueño

En relación a las emociones, las personas altamente sensibles suelen tener:
Gran intensidad emocional
Empatía, o sea, capacidad de captar los estados emocionales de las personas que los rodean
Capacidad de comprender al otro
Tendencia a hacerse cargo de lo que les sucede a los demás

Desde el punto de vista mental se caracterizan por:
Su cautela y su capacidad para prever situaciones
El deseo de cumplir con sus responsabilidades
Su tendencia a no ser muy optimistas
Estar preocupadas por sus problemas y los de los demás
Su concentración para no cometer errores
Su sensibilidad a los errores de los demás
Su sensación de sobrecarga cuando tienen muchas tareas, demasiados estímulos y/o plazos que cumplir

En el área social e interpersonal:
Suelen sentirse abrumadas en medio de las multitudes o en ambientes caóticos
Sienten que sus formas de divertirse son diferentes a la de los demás
No suelen tomarse las cosas con liviandad
Tienden a conocer y seguir las reglas
Los demás las ven como personas serias o reconcentradas
Suelen tener ansiedad de desempeño
Suelen escuchar y esperan ser escuchadas
Son leales a su palabra y a los vínculos y esperan que los demás también lo sean
Están pendientes de la aprobación de otras personas y son vulnerables a las críticas

En cuanto al medio ambiente:
El clima puede influir mucho en su estado de ánimo (calor, frío, lluvia, viento)
Son sensibles a la energía de los lugares
Son sensibles a la estética y armonía o desarmonía del entorno.

Identificar nuestras sensibilidades es un paso importante en nuestro camino. Nos ayuda a tener más claro lo que es apropiado para nuestro estilo, a elegir -siempre que sea posible- en función de ello y a buscar recursos útiles para balancear nuestras sensibilidades y crecer.



6 comentarios:

  1. Querida Eugenia, buscando información sobre los PAS encontré tu Blog. Me gustaría agradecerte cada posteo e información que brindas. Estoy atravesando un camino de conocimiento personal que está costando pero es un alivio saber que puedo trabajar sobre la alta sensibilidad para que no me límite en el día a día.
    Gracias nuevamente.
    Cariños,
    Vanina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, Vanina, que te sea útil el Blog!!!
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Gracias Eugenia. Es asi como soy. Siento muy profundo el dolor ageno, puedo hasta diferenciar la causa del llanto de un niño, se si lloran por frio, hambre o sueño. Pero capto cada cosa del medio ambiente y de las personas y es ahi donde se sifre mas. Gracias por su blog.

    ResponderEliminar
  3. A mi lo que me pasa es que me pongo de muy mal humor cuando veo la tierra dañada. Me enojo con la gente que ensucia la tierra, que la llena de basura. Hace años que tomé conciencia de que vivimos y caminamos sobre la piel de la tierra, tomé conciencia de eso cruzando el campo en colectivo durante años,mientras iba a trabajar. Y luego es que percibo la realidad de una manera "etérica", especialmente los bosques y los lugares de poder. Podría contar 1000 cosas mas pero no me alcanzaría el espacio. Gracias por tu blog. Un abrazo :*

    ResponderEliminar